-DIA 2-


Día de biblioteca. “Otro madrugón” dice J1.

Hoy he ido a la biblioteca regional Joaquín Leguina para informarme todo lo que pueda sobre las cigarreras. Lo reconozco, hace tiempo que no pisaba una biblioteca quizás por eso he llegado 10 minutos antes de la hora prevista. He aprovechado para tomarme un café con su tostada con tomate correspondiente ¡Que barato! si lo sé me pido otro más. Mientras desayuno aparecen J2, M e I, si, I es una vocecita nueva en mi cabeza. Mis voces habituales intentan explicarle a I que es lo que intentamos hacer en este laboratorio de investigación e I con ese entusiasmo y optimismo que le caracteriza dice: “Me encanta, estoy deseando empezar ya”. Pues otra más, éramos pocos…
Tras el desayuno, me dirijo decidida a la biblioteca para zambullirme en los libros que previamente había buscado por internet. Entro, y sin dejarla hablar le pregunto a la señora de recepción, dónde puedo encontrar “Las cigarreras: trabajo y vida” de Paloma Candela y “Mujeres del pueblo” de Joaquín Dicenta. Muy amablemente, me dice que estoy en el edificio de los archivos municipales, y me recalca que “aquí solo hay papeles, los libros están en el edificio de en frente, donde pone BIBLIOTECA”. Empiezo bien el día.
Ya en el edificio correcto, con los libros correctos y sentada en mi mesa correcta, comienzo a leer. J1 e I hacen que apunte muchísimos datos y curiosidades en mi libreta, M descubre un libro de Emilia Pardo Bazán que cuenta la historia de una cigarrera, que me puede aclarar mucho las cosas a la hora de encarar el trabajo escénico y J2 me grita que ya ha pasado la hora del parquímetro . ¡¿Han pasado 2 horas ya?! Salgo corriendo. Sin hacer ruido (complicado). Llego exhausta al coche. Multa. ¡Por 5 minutos!. Anulo la multa. Pago otras dos horas. Grrrrrrrrrr. Vuelvo a la biblioteca. Sigo a lo mío. ¡nada me va a derrotar! dice J1. J2 cuenta las monedas que me quedan en la cartera.
Intento aprovechar las 2 horas que me quedan. M me recuerda que haga fotos y me pongo a ello. Cada foto que tiro hago ruido, cada vez que me muevo hago ruido. Pero M dice que siga, que no pasa nada. Vale, pues sigo. Tras un buen rato algo hace que me siente en la silla, no se el qué…quizás sea el ¡basta ya! de J1 y J2, la mirada asesina del señor de la otra mesa o el “¿puedes sentarte ya?” de la bibliotecaria. Pues eso, que me siento. Perdón.
Al terminar, vuelvo a la terraza de la biblioteca para tomarme un poleo menta. Cuando intento estar un poco tranquila, J1,J2, M e I comienzan a debatir y poner en común todo lo que han descubierto hoy. Las notos indignadas por haber descubierto las más que pésimas condiciones en las que trabajaban estas mujeres, lo mucho que sufrían tanto en su casa como en en su trabajo, lo mucho que lucharon y el escaso recuerdo que han tenido…y eso sólo es el principio. Pero también están emocionadas y excitadas y las ideas comienzan a brotar, “¿Cuáles son los diferentes tactos del tabaco? ¿Con qué material podríamos hacer grandes montañas de tabaco?” dice I, “¿ Cómo podemos simular el olor de humedad, tabaco y piedra de las fábricas?” pregunta M, “¿Como serían las manos de esas mujeres? ¡Tenemos que entrevistar a una cigarrera como sea! exclama J1, “estaría genial poder crear una canción únicamente con los sonidos que se producían en la fabrica” propone J2. Y así siguieron durante todo el día. Reconozco que ha sido genial.
Por hoy creo que ha sido suficiente, tengo mucho que procesar y “estas” no paran de gritar, espero que me dejen dormir, porque mañana es un día especial, iré por primera vez a LA PUERTA ESTRECHA, estoy deseando conocer el lugar de ensayo y empezar a jugar, sí sí ¡empezar a jugar!

M: ¡Toma! Ya tengo ideas.
J2: ¡Mierda! y ¿que hacemos?
I:    No me paran de venir cosas nuevas ¡Hoy no duermo!
J1: ¡Joder! ¡Que ganas!
Yo: ¡A dormir!

P.D: Elvira, no es que quiera esquivarte te juro que estaba en la biblioteca, mañana estaré en la puerta estrecha, nos vemos seguro. ¡¡He vuelto a hacer muchas fotos!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

La investigación

- DÍA 3 -